Hoy

China y EU tienen semana crucial para su relación comercial

Expansión/Daniel Shane

Con su promesa de salvar a una importante compañía china de las sanciones paralizantes de Estados Unidos, el presidente Donald Trump ha dado otro giro en el choque comercial con Beijing.

Su anuncio en Twitter que está trabajando para darle a ZTE de China “una forma de volver al negocio, rápidamente” fue un cambio repentino en la postura de Estados Unidos al comienzo de una gran semana para las relaciones comerciales entre las dos principales economías del mundo.

Washington y Beijing han amenazado con imponer aranceles de decenas de miles de millones de dólares a los productos de cada uno, alimentando los temores de una guerra comercial en toda regla.

Las conversaciones en Beijing a principios de este mes destinadas a reducir las tensiones no lograron ningún avance importante. Pero el principal asesor económico del presidente chino, Xi Jinping, se dirige a Washington esta semana para realizar más negociaciones.

Las compañías estadounidenses también tendrán la oportunidad de decirle públicamente a la administración Trump qué piensan acerca de sus tarifas planificadas para los productos chinos.

Esto es lo que debe tener en la mira esta semana.

1. ¿Qué pasará con ZTE?

El destino de la compañía de tecnología china ZTE se ha convertido en un punto clave en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

El mes pasado, el Departamento de Comercio de EU impidió a las empresas estadounidenses vender partes o prestar servicios a ZTE, que fabrica teléfonos inteligentes y otros equipos de telecomunicaciones. La prohibición fue implementada después de que Washington dijera que ZTE violó un acuerdo en el que la compañía china acordó pagar una multa de 1.2 mil millones de dólares (mdd) por evadir las sanciones de Estados Unidos contra Irán y Corea del Norte.

ZTE, que emplea a unas 75,000 personas en todo el mundo, ha impugnado la decisión y la está apelando. La compañía subió la apuesta la semana pasada al decir que había suspendido la mayoría de sus operaciones debido a la prohibición.

Trump pareció lanzar a ZTE un salvavidas con su tuit el domingo en el que dijo que “demasiados” empleos chinos estaban en riesgo. El Departamento de Comercio ha recibido “instrucciones” para que ZTE vuelva a trabajar, agregó.

El anuncio de Trump, recibido el lunes por Beijing, debería crear un contexto más positivo para las conversaciones comerciales.

“La administración de Trump está suavizando su postura y retrocediendo en el uso del arma más destructiva en la negociación”, dijo Ken Cheung, estratega cambiario de Mizuho Bank en Hong Kong. “La segunda ronda de negociaciones debería ser más constructiva”.

2. Ronda 2 de negociaciones comerciales

La segunda ronda de conversaciones sucederá esta semana.

El viceprimer ministro chino, Liu He, encabezará una delegación china que visitará Washington de martes a sábado, dijo este lunes el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

“Sospecho que Liu tratará de contactar a su homólogo del Tesoro, Steven Mnuchin, a quien los chinos consideran el más dispuesto a hacer un trato”, dijo Richard McGregor, investigador principal del Instituto Lowy, un centro de estudios con sede en Sídney.

La magnitud del desafío que enfrentan los negociadores queda evidenciada por una lista de demandas divulgada ampliamente, entregada por la delegación de Estados Unidos al gobierno chino antes de la primera ronda de conversaciones. La lista incluía recortar el déficit comercial de EU con China en 200,000 mdd a fines de 2020 y detener los subsidios chinos para las industrias de tecnología avanzada.

McGregor, experto en política china y relaciones internacionales, dijo que no cree que Liu ofrezca grandes concesiones sobre el déficit comercial, sino que se enfocará en medidas para abrir los mercados chinos a más inversión estadounidense.

3. Las empresas estadounidenses opinan

Mientras Liu esté en Washington, las compañías estadounidenses emitirán sus opiniones sobre el plan de la administración Trump de imponer aranceles sobre productos chinos por alrededor de 50,000 millones de dólares como castigo por el presunto robo de propiedad intelectual.

Entre las grandes compañías estadounidenses que han solicitado testificar en las audiencias están Best Buy, HP y US Steel. Los grupos de presión que pretenden participar incluyen la Federación Nacional de Minoristas y la Asociación Nacional de Fabricantes.

Las audiencias comienzan el martes y están programadas para durar tres días.

El gobierno estadounidense ha publicado una lista de 1,300 exportaciones chinas a las que planea atacar con aranceles del 25%; muchas de ellas en industrias manufactureras avanzadas como la aeroespacial.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, ha expresado una preocupación especial por las ambiciones de alta tecnología de Beijing, como se describe en un plan del gobierno chino conocido como “Made in China 2025”.

Varias grandes empresas y asociaciones industriales de Estados Unidos se han opuesto a las tarifas planificadas, por temor a mayores costos para los consumidores estadounidenses y represalias de China.

China ya ha devuelto el golpe al proponer sus propios aranceles a los productos estadounidenses por un valor similar.

Hoy

    Aún no hay publicaciones regresa mas tarde

16/05/2018