Hoy

China, el mayor acreedor de EU, ¿dejará de comprar?

Expansión/Daniel Shane

Los inversores están preocupados por lo que pueda hacer a continuación el mayor acreedor extranjero de Estados Unidos.

Un reporte de que China está reconsiderando la cantidad de deuda estadounidense que compra sacudió los mercados el miércoles y planteó preguntas sobre la relación entre las dos economías más grandes del mundo.

¿QUE PASÓ?

Bloomberg informó este miércoles que el gobierno chino está buscando reducir la cantidad de deuda del gobierno estadounidense que compra, citando a personas no identificadas familiarizadas con el asunto.

El artículo causó rápidamente una venta masiva en los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Pero este jueves, la agencia china que administra las participaciones en moneda extranjera del país arrojó dudas sobre el informe.

“Creemos que el artículo puede haber citado la fuente incorrecta, o una información falsa”, dijo la Administración Estatal de Divisas Extranjeras en un comunicado.

La respuesta no llegó a ser una negación total y no impulsó más los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

¿CUÁL ES EL PANORAMA GENERAL?

China ya posee una enorme cantidad de deuda gubernamental de Estados Unidos. Los últimos datos del Departamento del Tesoro la ubican en 1.2 billones de dólares, y algunas estimaciones independientes sugieren que podría ser una cantidad aún mayor. Pero la tasa de compras de Pekín se ha ralentizado durante un tiempo.

La vasta reserva de deuda estadounidense es un subproducto de la gran cantidad de bienes que vende a los estadounidenses.

Algunos de los dólares gastados en estos bienes eventualmente se abren paso hasta el banco central de China, que los usa para comprar deuda del gobierno de Estados Unidos.

Comprar bonos del Tesoro mantiene al dólar más fuerte en relación con el yuan, lo cual ha ayudado a las exportaciones chinas en el pasado.

¿QUÉ ESTÁ EN JUEGO?

Los inversionistas temen que si China compra menos bonos del Tesoro, el gobierno estadounidense tendrá que buscar compradores alternativos. También podría tener que aumentar la tasa de interés que paga.

Eso aumentaría el costo de pagar la deuda pública de Estados Unidos, que actualmente se estima en más de 20 billones de dólares.

Los mayores costos de la deuda podrían tener una serie de efectos perjudiciales, que incluyen tener menos efectivo para gastar en otros rubros.

Las empresas y los consumidores también podrían enfrentar mayores costos de endeudamiento. Todo esto se filtraría a lo largo de la economía estadounidense y provocaría una desaceleración en la actividad.

¿POR QUÉ ABANDONARÍA CHINA LA DEUDA ESTADOUNIDENSE?

Algunos expertos del mercado especulan que China podría querer enviar un mensaje al presidente Donald Trump sobre el comercio.

Los analistas esperan que Trump tome medidas más duras contra China en los próximos meses, lo que podría desencadenar una guerra comercial. Su gobierno podría imponer aranceles a las importaciones de acero, aluminio y paneles solares, lo cual perjudicaría a los fabricantes chinos.

Disminuir la compra de bonos del Tesoro sería “un golpe proverbial para hacer una advertencia al gobierno de ‘Estados Unidos Primero'”, dijo Marc Chandler, estratega cambiario de la firma de inversión Brown Brothers Harriman.

Otros expertos descartan la idea de que China use los bonos para hacer juegos políticos.

“Es muy poco probable que China desacelere sus compras de bonos del Tesoro de Estados Unidos para advertir al gobierno de Trump contra medidas comerciales agresivas”, dijo Michael Hirson, un director de Eurasia Group, una consultora de riesgo político.

Añadió que una venta masiva “políticamente inducida” de los bonos del Tesoro pondría en peligro el crecimiento económico mundial, lo que sería una mala noticia para China y para su gran industria exportadora.

Una liquidación también afectaría el valor de las vastas tenencias del Tesoro de China e incluso podría terminar debilitando al yuan frente al dólar, según los expertos.

China ha favorecido un yuan más débil en el pasado, pero recientemente se ha enfocado en mantener estable su moneda.

“Es difícil ver cómo China saldría con un beneficio de este escenario”, dijo Mark Williams, economista en jefe para Asia de la firma de investigación Capital Economics.

12/01/2018